Gracias al internet ahora podemos pagar las tarifas de luz y gas natural

Gracias al internet ahora podemos pagar las tarifas de luz y gas natural

Antes era común abrir el buzón para revisar la correspondencia y las facturas que llegaban todos los meses a nuestro hogar, cosa que ahora se puede considerar una rutina casi olvidada. En la actualidad son menores las cantidades de cartas que llegan y mucho menos las facturas. Desde que el planeta empezó a presentar problemas ecológicos serios, son más las empresas que han puesto en marcha las facturas electrónicas como medida eficiente y sostenible que permiten recibir de manera sencilla, rápida y eficiente los gastos del hogar bien sea la electricidad, el agua, el cable, el gas natural o el internet. Dentro del ámbito empresarial, son más las compañías que implementan las facturas electrónicas para una mejor relación entre proveedores y clientes.

Las empresas españolas han generado más de 59 millones de facturas electrónicas durante los últimos años, según lo señalan diversos estudios. En los mismos se señala que gracias a esta iniciativa,  se han podido ahorrar más de 458 millones de euros y más de 250 mil horas de trabajo improductivo y reiterativo para quienes lo hacen en departamentos administrativos. Sumado a ello, se ha evitado la tala de más de 3 mil pinos. Sacyr es una empresa que dispone de una plataforma de gestión de facturas electrónicas para proveedores desde el 2011, que se mantuvo en pruebas constantes hasta su lanzamiento.

Jose Guillermo San Esteban Santillana, responsable de este proyecto comentó que la experiencia de las facturas electrónicas no habia sido probada en los sectores tradicionales como la construcción, pero para lograrlo, se buscaron maximizar todas las ventajas que el proveedor obtendrá al trabajar con esta plataforma, suponiendo un avance en la modernización de dicho sector. Destacó también, que el grado de éxito se mide en todos los proveedores que emiten en algún momento una factura electrónica, dejando a un lado las facturas en papel.

Todas estas ventajas de las facturas electrónicas no son sólo para las grandes multinacionales, sino que se aplican en las pequeñas y medianas empresas. Según diversos estudios, el ahorro de una factura electrónica con respecto a la de papel es de 4,95 euros en la recepción y de unos 2,82 euros en la emisión. Este procedimiento mejora la financiación dentro de la misma empresa, ya que para el departamento de facturación es su responsabilidad el que lleguen a tiempo los pagos necesarios para continuar con la inversión. Además con este sistema electrónico, se puede presentar una información detallada para los bancos y proveedores involucrados, garantizando la supervivencia de la empresa.

Con todas las ventajas que presenta el sistema electrónico, la continuidad con el uso del papel y las facturas es inevitable. Son muchas las empresas que siguen recibiendo y enviando facturas en papel, sosteniendo que muchos de los involucrados en los trabajos, aún no están acostumbrados o no saben como manejar esta nueva tecnología. También se han implementado leyes y normativas que piden a las empresas la utilización de facturas electrónicas en los diferentes sectores, reduciendo así las cargas administrativas. Todo esto con el fin de generar hasta 2,3 millones de euros en el ahorro del papel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *